Papel de trabajo Nº12 (05-11-14)

BUENOS AIRES 100% RENOVABLE Y EMISIÓN CERO 

Por  Mg. Roque Pedace*

En el mundo entero hay movimientos que exigen la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, orientados a desacelerar y mitigar el proceso de cambio climático global.  Entre ellas, la campaña por 100% renovables en la matriz energética antes del año 2050 avanza  en cientos de ciudades. Esta campaña cuenta con apoyo de la organización internacional  de energías renovables (IRENA) y muchísimas entidades de la sociedad civil (ver  abajo). Es  urgente que la CABA, cuyas emisiones son muy superiores a la media nacional y mundial, se incorpore a este movimiento mundial de ciudades en procura de llegar al 2050 con una matriz  energética 100% renovable y emisión cero. Para ello debe poner en tratamiento los proyectos de ley que ya están disponibles y la asocien a este movimiento mundial. Las responsabilidades climáticas de la Ciudad, alta emisora, están siendo subsidiadas por las bajas emisiones del resto de la Argentina. Esto se llama injusticia climática.

Organizaciones de la sociedad civil** advirtieron este 2 de noviembre sobre las conclusiones presentadas en la  síntesis del Quinto Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), el máximo organismo científico mundial en materia de cambio climático, el cual exige  actuar en forma urgente para evitar mayores impactos a sus poblaciones y economías.

El informe advierte acerca de los aumentos en las inundaciones en la provincia de Buenos Aires, el Área Metropolitana y el centro de Argentina. Además, se estima un aumento en las enfermedades de las plantas, como las de ciclo tardío en la soja; una mayor frecuencia en brotes severos del virus “Mal de Río Cuarto” en el maíz; y un aumento de fusariosis en el trigo en el sur de la región pampeana. Se destaca también que los glaciares y los campos de hielo en los Andes extratropicales de la Argentina se enfrentan a retrocesos significativos lo cual afecta el abastecimiento de ríos y la consiguiente disponibilidad de agua dulce en zonas áridas altamente dependientes de estos cursos de agua.

En este contexto es imperioso que el Estado Argentino desarrolle estrategias y políticas más activas en materia de adaptación y mitigación del cambio climático. Se ha llegado a una situación en que la inacción en términos de política climática genera cada vez más costos y pérdidas a nuestra economía y comunidades. El informe resalta que no es demasiado tarde para reducir los riesgos que el cambio climático plantea para nuestras comunidades —y así permanecer debajo del umbral de calentamiento por encima de los 2°C, acordado en el nivel internacional—. Pero si se quieren evitar cambios irreversibles en el clima, es fundamental mantener tres cuartas partes de las reservas globales de combustibles fósiles bajo tierra y reorientar las inversiones a soluciones limpias e innovadoras que ya están disponibles para ser aprovechadas.

Frente a la evidencia científica, las organizaciones reclaman al gobierno nacional y a los gobiernos provinciales, el inmediato cumplimiento de la ley 26.190, que establece que un 8 % de la electricidad debe ser generada con tecnología renovable para 2016, el estricto cumplimiento de la Ley de Bosques Nativos —impidiendo recategorizaciones ilegales y asignando el presupuesto correspondiente exigido por la ley—, así como la aplicación sin excusas de la Ley de Glaciares. Asimismo, resulta imperativo el diseño y la implementación de políticas de adaptación para los sucesos extremos como las precipitaciones intensas y las olas de calor que ya ocurren con mayor frecuencia.

Además, las organizaciones consideran prioritario que Argentina reoriente su política de subsidios a los fósiles y la energía atómica, y los destine al desarrollo de las energías limpias y a la promoción de políticas de eficiencia energética. Al mismo tiempo, ven como prioritario que el país adopte un rol más ambicioso en las negociaciones climáticas internacionales que, en el camino a un nuevo acuerdo global que deberá alcanzarse en 2015, tendrán un capítulo clave en la vigésima Conferencia de las Partes (COP20) a desarrollarse en Perú en el mes de diciembre.

* Especialista en Política Climática y Energética, miembro del equipo legislativo VerdealSur

**Greenpeace, Fundación Biosfera, FARN, AVINA, Fundación Vida Silvestre, Aclimatando y el Foro del Buen Ayre .

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s