Papeles de trabajo N° 22 (21-05-15)

Declaración de líderes religiosos, políticos, empresarios, científicos y expertos en desarrollo*

 Ciudad del Vaticano, 28 de abril de 2015

 Los abajo firmantes nos hemos congregado en las Academias Pontificias de Ciencias y de Ciencias Sociales para abordar los desafíos del cambio climático inducido antropogénicamente, la extrema pobreza y la marginalidad social, incluyendo el tráfico de seres humanos, en el contexto del desarrollo sostenible. Nos hemos reunido personas provenientes de diferentes credos y ámbitos  de vida, reflejando el compartido anhelo de la humanidad por la paz, la felicidad, prosperidad, justicia y sostenibilidad del  ambiente. Hemos considerado la abrumadora evidencia científica con respecto del cambio climático  inducido por el hombre, la pérdida de la biodiversidad y las vulnerabilidades de los pobres a los impactos  económicos, sociales y ambientales.

Frente a las emergencias del cambio climático inducido por el hombre, la exclusión social, y la extrema pobreza, nos reunimos para declarar que:

El cambio climático inducido por el hombre es una realidad científica y su urgente mitigación  es un imperativo moral para toda la humanidad.

En el centro de este espacio moral, las religiones del mundo juegan un rol muy vital. Todas estas tradiciones afirman la dignidad inherente de cada individuo ligada  al bien común de toda la humanidad. Afirman la belleza, maravilla y bondad inherente del mundo natural y consideran que es un precioso regalo confiado a nuestro cuidado común, estableciendo nuestra obligación moral de respetar más que destruir el jardín que es nuestro hogar.

Los pobres y excluidos enfrentan abrumadoras amenazas debido a las catástrofes climáticas, incluyendo la creciente frecuencia de las sequías, tormentas extremas, olas de calor, y el ascenso del nivel del mar.

El mundo tiene al alcance de su tecnología, sus medios financieros y su conocimiento, los medios para mitigar el cambio climático, y asimismo terminar con la extrema pobreza, por medio  de la aplicación  de soluciones  de desarrollo sostenible, incluyendo la adopción de sistemas de energía bajos en carbono apoyados por tecnologías de información y comunicación.

La financiación del desarrollo sostenible, incluyendo la mitigación del clima, debería ser reforzada por medio  de nuevos incentivos para la transición hacia una energía baja en carbono y mediante la incansable búsqueda de la paz, la cual posibilitaría derivar recursos financieros públicos, desde el gasto militar hacia urgentes inversiones para el desarrollo sostenible.

El mundo debería tomar nota de que la  cumbre del clima en París a fines de este año (COP 21), podría ser la última oportunidad efectiva para negociar los arreglos que contengan el calentamiento inducido por los humanos por debajo del límite de los 2°C respecto de los niveles preindustriales, y que apunten a permanecer muy por debajo de los 2°C, por seguridad; en tanto que la continuidad de la trayectoria actual, bien podría alcanzar y hasta superar un nivel devastador de 4°C.

Los líderes políticos de todos los estados miembro de las Naciones Unidas tienen una responsabilidad especial de acordar en la COP 21 un acuerdo climático audaz,  que limite el calentamiento global en un nivel seguro para la humanidad, al mismo tiempo que proteja a los pobres y a los vulnerables del proceso de cambio climático en curso, que gravemente pone en peligro sus vidas. Los países con altos ingresos deberían ayudar a financiar los costos de la mitigación del cambio climático en los países de bajos ingresos tal como lo han prometido.

La mitigación del cambio climático requerirá una rápida transformación global hacia un mundo accionado por energías renovables y  otras bajas en  carbono, y el manejo sostenible de los ecosistemas. Estas transformaciones se deben llevar a cabo en el contexto de un acuerdo global de Metas de Desarrollo Sostenible  que consistan en terminar con la extrema pobreza, asegurar el acceso universal a la salud, a la calidad de la educación, al agua segura, a la energía sostenible, así como cooperar para terminar con el tráfico de personas y todas las formas de esclavitud modernas.

Todos los sectores y actores involucrados deben hacer su parte, compromiso en el cual involucramos plenamente nuestras capacidades individuales.

*Traducción no oficial del inglés por el equipo VerdealSur

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s